Humanidad Vigente | S.O.S. En el Postacuerdo los derechos de los niños, niñas y adolescentes siguen en alto riesgo - Humanidad Vigente
Archivo

S.O.S. En el Postacuerdo los derechos de los niños, niñas y adolescentes siguen en alto riesgo

El pasado jueves 30 de enero, las organizaciones Oxfam, Benposta Nación de Muchachos y Humanidad Vigente Corporación Jurídica, con el apoyo de la Unión Europea, presentaron el último informe del Observatorio para la Protección de los Derechos y Bienestar de los niños, niñas y adolescentes (OPROB) con el Boletín Nº 8, dentro del marco del proyecto ‘Fortaleciendo entornos protectores para los derechos y el bienestar de las niñas, niños y adolescentes en alto riesgo en Catatumbo, Meta, Buenaventura y Nariño’.  En este evento se presentaron los hallazgos encontrados en el trabajo de monitoreo y seguimiento realizado en los últimos tres años sobre la situación de los derechos de los niños, niñas y adolescentes (NNA) luego de la firma del acuerdo de paz.

En este último boletín se destacan las recomendaciones que fueron realizadas por las comunidades, los NNA y las organizaciones acompañantes en las regiones de Buenaventura, Catatumbo, Meta-Guaviare y Nariño (Pasto-Tumaco), a fin de conjurar la grave situación de riesgo y vulneración de derechos, que pese a un acuerdo de paz suscrito, siguen padeciendo en Colombia.

La utilización y reclutamiento de NNA por grupos armados legales e ilegales se señala como una de las prácticas más recurrentes que vulnera los derechos de los menores y que va en incremento en las cinco zonas del proyecto. Grupos armados ligados al narcotráfico y/o las llamadas “bandas criminales” que operan en los territorios reclutan y vinculan a los adolescentes “seduciéndolos” bajo el imaginario de una “buena vida” con incentivos económicos. Frente a esta situación el OPROB encontró que este tipo de hechos no son denunciados por las familias en razón al temor a sufrir represalias.

Otro riesgo al que están expuestos los niños y niñas en esos territorios, es a la violencia sexual que se ha perpetuado a través de la intimidación y la vulnerabilidad en razón a las condiciones de pobreza en que viven muchos de los niños y niñas, por parte de actores armados, individuos particulares y sus propias familias. Linda Cárdenas, del equipo técnico de Buenaventura mencionó que en la mayoría de casos los familiares son los principales abusadores y que el rango de edades más vulnerables está entre los 2 a 15 años. De igual forma, también se presentan muchos casos en donde, los actores armados son responsables de casos de violencia sexual con menores que reclutan o con niñas con quienes establecen relaciones sentimentales.  De ahí que el OPROB alerta que es posible que exista un subregistro fuera de las cifras oficiales, de casos en que no se denuncia porque el abusador es miembro de la familia, o porque igual que con el reclutamiento forzado, los grupos armados pueden tomar represalias.

Y un tercer factor de riesgo para los NNA que destaca el OPROB, son las economías ilícitas que han reconfigurado y potenciado el conflicto armado en los territorios con el incremento de actores armados ilegales que se disputan el control territorial y poblacional.  En el caso de los cultivos de uso ilícito se registró un incremento en el consumo de sustancias psicoactivas por parte de niños y niñas a más temprana edad, y la vinculación de adolescentes a actividades ilegales propias del microtráfico. Francisco Rivadeneira, miembro del equipo técnico de Humanidad Vigente, y del Comité Permanente para la Defensa de los Derechos Humanos en Nariño, mencionó que en el departamento se ha incrementado la siembra de hoja de coca, dato que corrobora la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), quien destaca que son 45.735 hectáreas, razón por la que se recomienda enfrentar esta situación en el marco del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS).

A estas situaciones que ponen en riesgo a los NNA y vulneran sus derechos se le debe añadir la llegada de más actores armados legales e ilegales que se disputan el territorio, militarizando el territorio, ejerciendo control sobre los población con estrategias de intimidación como amenazas que ha terminado en el desplazamiento o asesinato de docentes, campesinos, líderes sociales, familias y niños.

Frente a los anteriores factores de riesgo y de vulneración de derechos a los NNA, el boletín Nº 8 del OPROB recoge una serie de recomendaciones propuestas por los actores locales que hacen parte de los entornos protectores en los territorios. Entre ellas se destaca por parte de Natalia Jiménez de Oxfam, que se debe iniciar con la formación en el reconocimiento de los niños, niñas y adolescentes como sujetos de derechos, con procesos orientados desde el enfoque de género y el enfoque diferencial haciendo énfasis en grupos étnicos, con alguna discapacidad y de orientación sexual diversa. Esto dirigido a niños, docentes y padres, pues se necesita una transformación cultural frente a la resistencia que existe por ideologías religiosas, tradicionales y familiares.  Y que además se debe reconocer la necesidad de la protección internacional de refugiados y migrantes para dar una solución a las facultades que enfrentan.

Para ello se enfatiza en que se deben generar y fortalecer herramientas de protección integral para los niños, niñas y adolescentes, especialmente en zonas donde hay presencia de grupos armados por el peligro que representan para salvaguardar los derechos de los menores. E implementar estrategias, campañas y mejoras estructurales que permitan crear espacios seguros. De igual forma, que se debe prevenir la violencia intrafamiliar fortaleciendo conocimientos en derechos sexuales y el trabajo de instituciones locales y nacionales con acciones coordinadas de prevención y atención a necesidades básicas y fundamentales, y derechos vulnerados, con énfasis en la violencia sexual.

El OPROB recomendó que se puedan generar medidas que promuevan la estabilidad socioeconómica de las familias, esto dirigido a que el Estado cumpla con sus deberes garantizando la seguridad y la integridad de las los niños y las familias en general, para lo cual deben existir alternativas de emprendimiento, fondos, y planes económicos. Junto con la creación y el fortalecimiento de espacios locales y nacionales de participación para los niños, niñas y adolescentes en los que su voz sea escuchada frente a los riesgos que viven, la situación de sus derechos y las estrategias que crean para enfrentar los problemas, como la Escuela de Liderazgo Juvenil en Pasto y Tumaco que surgió en el marco del proyecto.

En suma de estas recomendaciones, Olga Silva, directora de Humanidad Vigente recalco que estas pretensiones involucran al Estado, a las Organizaciones y a las Agencias de cooperación internacional, y recogió el clamor de las comunidades más afectadas por el conflicto armado, para que el gobierno cumpla con los acuerdos. Además se recalcó la importancia del trabajo coordinado para que las instituciones del Estado apoyen más proyectos como este, para que las instituciones lleguen a lugares donde su presencia es nula y para que cumplan con su papel relacionándose con la comunidad y rescaten la confianza que la gente ha perdido en ellas y finalmente el Estado asuma su responsabilidad con la sociedad y su deuda con las víctimas del conflicto armado.

Y así como se ha recalcado la importancia de la participación de los niños en diferentes espacios, las recomendaciones de ellos en voz de uno no podían faltar. Francisco, un adolescente de Alto Mira y Frontera, Tumaco, recalcó que como él, muchos niños sufren la falta de oportunidades, la frustración de sus sueños y la vulneración de sus derechos constantemente, por eso el reflejo de las economías ilícitas que brindan los grupos armados se vuelven las únicas opciones para sobrevivir. Francisco también recalco que las comunidades, las familias y los niños, muchas veces no se acercan a las instituciones del estado porque no están presentes o las ven inútiles frente a tanta impunidad; y cerró su intervención con la frase “nosotros somos el futuro del país”


Sigue los 8 boletines que recopilan el trabajo del observatorio en el marco del proyecto: https://drive.google.com/drive/folders/1D05qHxEv17I7jsv10AwlQu47cDeMJjPc

 

Dejar un comentario

Su opinión es muy importante para nosotros, su correo electrónico no será revelado