Humanidad Vigente | Rechazamos las amenazas hacía el líder social y defensor de Derechos Humanos José Viente Murillo Tobo.
Archivo
Categorías de archivo

Rechazamos las amenazas hacía el líder social y defensor de Derechos Humanos José Viente Murillo Tobo.

Humanidad Vigente Corporación Jurídica, se solidariza con JOSÉ VIENTE MURILLO TOBO, integrante del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia, vocero nacional de la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, miembro del Congreso de los Pueblos y de la Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra, quien fue objeto de amenazas por parte del grupo paramilitar Águilas Negras. Rechazamos todo tipo de intimidación y constantes amenazas hacía los lideres, lideresas, defensores y defensoras de Derechos Humanos, hacemos un llamado al Gobierno Nacional, para que se garantice la vida, integridad y permanencia en el territorio del dirigente político y social.

A continuación la alerta temprana emitida por la Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra.

ALERTA TEMPRANA

En medio de la zozobra que se vive en la región a causa de múltiples hechos de violencia, es amenazado el líder social y defensor de Derechos Humanos JOSÉ VIENTE MURILLO TOBO.

El día de ayer en horas de la tarde, luego de asistir a la mesa de intercambio cultural para la interlocución y concertación entre la Nación Uwa, el Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia con el gobierno colombiano, el compañero JOSÉ VIENTE MURILLO TOBO, recibió un mensaje de texto y una llamada a su abonado celular, donde se le identifican como Camilo comandante de la Águilas Negras y le manifiestan: “necesitamos hablar con ud sabemos de sus movimientos sabemos para quienes trabaja necesitamos que copere con las indicaciones que le vamos a dar sino será nuestro objetivo” .

JOSÉ VIENTE MURILLO TOBO, es líder del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia , voceros nacional de la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, miembro del Congreso de los Pueblos y de la Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra, desde donde ha defendido de manera contundente la vida, la permanencia en el territorio y rechazado el despojo y saqueo que realizan corporaciones transnacionales y el Estado colombiano en la región y el país, afectando los bienes de la naturaleza y poniendo en riesgo la existencia misma del planeta y las especies.

Nuestro Movimiento Social y ésta Fundación ha sido históricamente estigmatizada, señalada y perseguida por el Estado colombiano, a través de los ejes de judicialización, homicidios selectivos, masacres, desplazamientos forzados y de la aplicación del paramilitarismo en la región.

Esta nueva agresión en nuestra contra, ocurre en un contexto de agudización de la violencia política que desde el años pasado deja más de 120 asesinatos contra líderes y liderezas sociales y defensores de Derechos Humanos en el país, y cuando en la región se han presentado casos de amenazas a nombre de paramilitares en medio de fuertes controles militares, desaparición de campesinos, homicidios selectivos, atentados contra dirigentes sociales y de Derechos Humanos, pese estar en desarrollo de unos acuerdos de supuesta paz.

Todo esto sustentado en los siguientes casos:

–          Denuncias recibidas por comunidades del departamento, donde manifiestan que en áreas cercanas a la zona veredal transitoria para la normalización en Filipinas municipio de Arauquita, patrullas del Ejército, se han identificado como  guerrilla del ELN, este hecho ocurrió el día 17 de Febrero de 2017, en las veredas Laureles 1 y El Diamante, cuando miembros del ejército que vestían uniforme camuflado y casco, se presentaron como de esa organización guerrillera, y el militar que iba a cargo de la patrulla dijo ser ROBINSON, comandante del ELN. Ese día hubo constante sobrevuelo de un helicóptero. A unos campesinos que se encontraban pescando en el río L, efectivos del ejército que iban con pasamontañas cruzaron el rio y los saludaron con la expresión “como están compas”.

Además manifiestan que existe una fuerte estigmatización, pues los campesinos son señalados de pertenecer a los grupos al margen de la ley, así mismo se están utilizando a los campesinos como informantes. Sus viviendas son permanentemente ocupadas por miembros del ejército, no habiendo intimidad ni siquiera para hacer sus necesidades fisiológicas; se han realizado censos por parte de la fuerza pública, con el argumento que son para que puedan recibir beneficios del Estado, todo esto en flagrante infracción de las normas y principios del D.I.H.

Afirman que se han escuchado rumores, por la vereda Las Galaxias acerca de presencia de paramilitares, que se desplazan en camionetas desde la sabana de Cravo Norte. Así mismo que miembros del Ejército Nacional han anunciado la presencia de paramilitares.

Con base en estos graves hechos, algunos moradores de esas veredas vienen planteando la posibilidad que ocurra un desplazamiento masivo, pero principalmente expresan los temores por lo que pueda suceder con sus vidas e integridad personal.

–          Luego de haber desarrollado una misión de acompañamientos a éstas comunidades con participación de las personerías municipales de Arauquita y Fortul, el asesor de paz de la gobernación de Arauca y delegados de esta Fundación, miembros de esa comunidad nos manifestaron que el Ejército Nacional estaba a firmando que los que habían estado en el territorio eran guerrilleros del ELN.

–          Todos estos hechos se vieron agravados con el relacionamiento irresponsable que algunos medios de comunicación hacen del trabajo social con la organización rebelde del ELN, como ocurrió recientemente con un artículo del portal la Silla Vacía.

Consideramos que este nuevo hecho que pone en riesgo inminente la vida de líder social, debe concitar la mayor atención del Estado para no esperar que se materialice, como ha ocurrido en el pasado donde miembros de esta Fundación han sido asesinados pese ser de conocimiento su estado de vulneración.

Por lo anterior, hacemos el llamado al gobierno colombiano para que se tomen de inmediato las medidas de protección del compañero JOSÉ VICENTE MURILLO TOBO, a fin de proteger su vida e integridad y garantizar su labor social.

A la Defensoría del Pueblo y órganos de control a tomar las urgentes medidas y realizar las acciones para prevenir cualquier afectación a los derechos humanos que pueda generarse de esta situación, previniendo posibles acciones de guerra sucia contra las comunidades y los dirigentes sociales; efectuar monitoreo en el terreno y emitir los informes de riesgos que correspondan, y activar el sistema de alertas tempranas con el concurso de todas las instituciones que de él hacen parte.

POR LA DEFENSA DE LA VIDA, LOS DERECHOS HUMANOS Y LA PERMANENCIA EN EL TERRITORIO

FUNDACIÓN DE DERECHOS HUAMANOS JOEL SIERRA

NUESTRA ACCIÓN ES LEGAL Y LEGÍTIMA

Acerca de

Dejar un comentario

Su opinión es muy importante para nosotros, su correo electrónico no será revelado