Humanidad Vigente | Prevenir la violencia sexual debe ser una forma de hacer justicia - Humanidad Vigente
Archivo

Prevenir la violencia sexual debe ser una forma de hacer justicia

En los últimos años se ha incrementado de forma astronómica diferentes clases de violencias en contra de las niñas, niños y adolescentes, presentándose desde el abandono, la falta de amor hasta la violencia sexual y el homicidio, sin embargo es preciso resaltar que estas acciones, no ocurren de manera aislada, por el contrario, son el resultado de una cadena de hechos victimizantes, que por lo general, son hechos que perfectamente en algún momento se pudiera o hubieran podido evitar. Lo que refleja la falencia por parte del estado en el momento de realizar acciones tendientes a prevenir esta clase de agresiones, por ello, se puede decir sin temor a equívocos que entre la alegría y la tristeza un buen porcentaje de la sociedad, pero especialmente el estado antepone la tristeza, debido a que  los desgarradores acontecimientos que las últimas semanas, así lo demuestran.

Casos como el de Génesis Rúa, una niña de 9 años, que como lo ha manifestado su padre en diferentes medios de comunicación, le apasionaba el futbol y tenía el sueño de poder llegar a ser una futbolista profesional, pero su vecino Alfonso Arrieta García, le puso fin a esos sueños el pasado 29 de septiembre, después de haberla violado sexualmente, asesinado e incinero el cuerpo, con el objetivo de no dejar rastro de lo sucedido. Estos hechos, reabrieron el debate político y jurídico sobre decretar la cadena perpetua para violadores y asesinos de niñas y niños.

Adolfo Arrieta García, quien ya aceptó su responsabilidad por la violación y asesinato de Génesis Rúa, tiene antecedentes por violencia intrafamiliar, el Fiscal que fue asignado para el caso manifestó que, “Este hombre discutía muy frecuente con su mujer y, al parecer, llegó a hacerle disparos con un arma de fuego, circunstancia que generó la separación de la pareja” y por ello había pagado una condena por lesiones personales.

La propuesta que ha encabezado el Gobierno de Iván Duque, es considerada de populista, porque ya hay leyes que castigan con severidad este tipo de delitos, la máxima condena existente en nuestro país es de 60 años de prisión, la cual si las leyes son aplicadas con rigurosidad, al violador de Génesis Rúa, esa condena, podría considerarse en la práctica como una cadena perpetua. En ese sentido de ideas, lo que habría que ajustar es la forma de implementar y la forma de administrar justicia.

Este, es apenas un caso de los miles que han sucedido en lo que va corrido del año en el país, el cual se ha dado a conocer por tener un auge mediático, revelando así la precaria situación en materia de violación de derechos humanos de la que están siendo víctimas las niñas y niños de Colombia. Medicina Legal reveló que en el año 2017 se registraron 23.798 casos de violencia sexual, de los cuales el 56,52% de los casos se cometieron contra niñas y niños entre los 5 y 13 años; es decir, solo contra esta población hubo 13.450 casos. Lo que refleja la magnitud y la poca sensibilización que se le ha hecho ante esta problemática; además la institución agrega que en el 86,65% de los abusos se cometieron presuntamente por personas cercanas a la víctima.

Aunque más allá de las penas y condenas que se puedan conseguir, es alarmante como la problemática de abuso sexual ha venido aumentando, siendo las niñas y niños las principales víctimas de este tipo de delitos, por ello es necesario hacer un llamado a trabajar desde la prevención y tomar acciones frente a esta problemática que contribuyan a reducir estas cifras. 

En el 2007 se promulgó la ley 1257, en la que se expidieron normas para la prevención de violencia sexual y atención integral de niñas, niños y adolescentes abusados sexualmente, la cual parece solo ser relevante cuando ocurren casos catastróficos como el del Génesis Rúa o Yuliana Sambaní. Mientras tanto, la ley insta al Gobierno Nacional en promover en manera conjunta con el Instituto Nacional de Radio y Televisión, acciones para prevenir, sensibilizando y concientizando acerca del abuso sexual, estrategia que ha sido ineficaz teniendo en cuenta las cifras de abuso sexual hacia esta población.

Por ello vemos necesario abordar este problema de una manera integral, en el que se haga justicia en los casos de violación a los derechos de las niñas y niños, pero sobretodo en hacer lo posible para que este tipo de hechos no queden invisibilizados o silenciados, tanto socialmente como en los medios.

Siendo relevante, que se deben adoptar las medidas necesarias para implementar como corresponde la normatividad existente de manera armónica con los acuerdos y tratados internacionales firmados y ratificados por el estado colombiano, así como los pronunciamientos y recomendaciones que se han realizado en esta materia por parte de los organismos internacionales, nos resistimos a que se sigan presentando estas prácticas y violencias que “roban” la inocencia, alegría, la sonrisa y la vida de la niñez colombiana.

Nota: Medicina Legal también ha expuesto unas cifras preocupantes frente a otra problemática que va en aumento en niñas, niños y adolescentes. El suicido en esta población ha venido aumentando, en 2016 se registraron 397 casos mientras que en 2017, fueron 415, lo que implica un incremento cerca del 5,0%.

https://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/asesino-de-nina-en-fundacion-y-sus-antecedentes-275796http://www.medicinalegal.gov.co/documents/20143/262076/Forensis+2017+Interactivo.pdf/0a09fedb-f5e8-11f8-71ed-2d3b475e9b82

Acerca de

Dejar un comentario

Su opinión es muy importante para nosotros, su correo electrónico no será revelado