Humanidad Vigente | Afrocolombianas e indígenas, las más afectadas por el CAI: CIDH - Humanidad Vigente
Archivo
Categorías de archivo

Afrocolombianas e indígenas, las más afectadas por el CAI: CIDH

Escrito por  el 
26 Abril, 2010

La CIDH publicó este año un informe en el que presenta un diagnóstico del impacto del conflicto armado interno en las mujeres.

El documento de la CIDH evidencia que aquellas  mujeres que fueron agredidas física, psicológica y sexualmente son rechazadas y estigmatizadas por la comunidad debido  a que es una población expuesta a los embarazos no deseados, al contagio de enfermedades de transmisión sexual y, hasta abortos forzados.

 

Foto Humanidad VigenteLa Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) es un órgano, perteneciente a la Organización de los Estados Americanos (OEA), que se encarga de observar en los países miembros la situación de los derechos humanos, o de investigar casos relacionados con el tema, para brindar recomendaciones con el objetivo de promover y garantizar los derechos.

Ya son 51 años en los que CIDH ha hecho visitas a diferentes países para producir informes especiales o anuales; en estos últimos, se crea una lista de países a los que se les lleva un proceso de vigilancia debido a la situación que se vive allí con respecto al cumplimiento de la Convención Americana sobre Derechos Humanos

De ahí que algunos medios de comunicación lo llaman ‘el listado negro’, ya que hacer parte de estos informes anuales significa ser un país frecuentemente violador de derechos humanos. Por ejemplo, en esta última década Colombia ha estado a la par con Cuba, lugar donde los presos políticos llegan a ser “cerca de 200”, según la Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CDHRN), organización disidente cubana.

Sobre el caso colombiano, la Comisión planteó una preocupación especial por la vulneración de los derechos de las mujeres en el marco del conflicto armado. Por tal razón, en 2006 este órgano produjo un documento que reiteraba “la necesidad de que los esfuerzos se duplicaran a fin de que se pudieran esclarecer los múltiples casos que existen ante la justicia colombiana sobre graves violaciones de derechos humanos, en particular aquellas cometidas por parte de los actores armados en contra de comunidades indígenas, afro descendientes, mujeres, niños y niñas”.

Mujer y conflicto armado

Para analizar de qué manera afecta a la infancia y a las mujeres el conflicto de Colombia, el informe se hizo siguiendo cuatro pasos. En primer lugar, la CIDH estudió las acciones que había emprendido el Estado, concluyendo que se notaba la iniciativa para mejorar las condiciones de esta población, pero que aún “las niñas, las mujeres indígenas y afrocolombianas (…) son quienes más obstáculos enfrentan para acceder a la justicia y estos crímenes continúan en la impunidad.”

A continuación, el diagnóstico del impacto de conflicto muestra que las mujeres que fueron agredidas física, psicológica y sexualmente son rechazadas y estigmatizadas por la comunidad debido  a que es una población expuesta a los embarazos no deseados, al contagio de enfermedades de transmisión sexual y, hasta abortos forzados.

Posteriormente la CIDH analizó la situación actual, y detectó que “dentro de los grupos de población, las mujeres afrocolombianas y las mujeres indígenas son las más vulnerables ante la violencia sexual (…) por factores como su género, su etnia y su pobreza”, argumentó Oxfam Internacional, que es una asociación de 14 organizaciones que buscan erradicar la pobreza y las injusticias.

En último lugar, el informe comenta las discriminaciones que siguen viviendo las mujeres indígenas que no cuentan con un servicio eficiente de “traducción, atención médica y acompañamiento acorde con sus tradiciones culturales”, según el informe; además del temor generalizado de que la justicia no las favorezca que produce ‘una realidad silenciada’.

No sólo los grupos al margen de la ley

El informe menciona que no sólo los grupos al margen de la ley son los causantes , “las formas de violencia física, psicológica y sexual (son) perpetradas tanto por las Fuerzas Armadas y policías, como por los actores desmovilizados y los grupos al margen de la ley, (que) continúan su control sobre los cuerpos y las vidas de las mujeres”.

Más adelante, el texto añade que durante el año 2007 hasta el 2009, los perpetradores de la violencia sexual actuaron en medio de “acciones militares, enfrentamientos armados y acciones guerrilleras”.

Hace menos de un año, el 18 de septiembre de 2009, la mesa de trabajo Mujer y Conflicto Armado que estaba realizando el seguimiento al informe del 2006 reportó que para ese año “aumentaron los casos de niñas indígenas abusadas sexualmente por hombres pertenecientes a los Batallones de Alta Montaña, Policía Contraguerrillas y otras unidades militares y policiales”.

Es más, la Comisión sigue recibiendo denuncias de asesinatos de mujeres causados por grupos al margen de la ley y de la fuerza pública, según las estadísticas del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses (INMLCF).

Las cifras

7% de las mujeres murieron a causa del conflicto en zonas rurales en el 2006.
22% en el 2007.
8.1% de las mujeres desplazadas reportaron haber sido violadas,  el 27% de esta cifra no conocía al violador.
87% de los dictámenes sexológicos de la INMLCF se hicieron a menores de edad.
126 casos de 929 se atribuyeron en el 2008 a un agresor armado.
15 % de los 1.000 indígenas asesinados entre el 2002 y 2009 eran mujeres, niños y niñas.
187 mujeres indígenas fueron abusadas sexualmente y violentadas dentro del mismo período.
54%  de los desplazados son mujeres.
65% es la población cubierta por la INMLCF, hay un déficit de 35%.
68% de homicidios de mujeres no se registraron en el 2007 y en el 2008 el 70% no se reportó.
50% de las entidades territoriales no toman acciones contra la violencia sexual.
80% de las víctimas de Justicia y Paz son mujeres que en su mayoría no tienen los conocimientos del proceso que adelantan.

Acerca de

Dejar un comentario

Su opinión es muy importante para nosotros, su correo electrónico no será revelado