Humanidad Vigente | La COALICO insta al Gobierno colombiano a tomar medidas urgentes que garanticen la vida de la población civil del Catatumbo (Norte de Santander), especialmente de NNAJ afectados por las acciones armadas entre el ELN y el EPL. - Humanidad Vigente
Archivo

La COALICO insta al Gobierno colombiano a tomar medidas urgentes que garanticen la vida de la población civil del Catatumbo (Norte de Santander), especialmente de NNAJ afectados por las acciones armadas entre el ELN y el EPL.

Imagen tomada de: coalico.org

La COALICO[1] reitera la necesidad de emprender medidas efectivas de prevención y protección desde el Estado, para garantizar los derechos de los niños, niñas y jóvenes de subregión del Catatumbo en el Departamento de Norte de Santander, y evitar que los niños, niñas y jóvenes sigan siendo víctimas de las violaciones de sus derechos humanos y del DIH.

Es lamentable la situación que se viene presentando en esta zona del país desde el 14 de marzo donde las acciones armadas entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Ejército Popular de liberación (EPL) están poniendo en riesgo la vida de sus habitantes, incluidos/as niños, niñas y adolescentes.

De acuerdo con el último reporte presentando por la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA)[2], el impacto humanitario –que además va en aumento-, es alarmante. Al menos 145.000 personas pertenecientes a 11 municipios de la subregión del Catatumbo se han visto afectadas.

Preocupa, que de acuerdo con el mismo reporte, de la población afectada, aproximadamente 44.829 personas son niños, niñas y adolescentes. También señala que al menos 80 instituciones educativas se han visto afectadas por las restricciones de movilidad y por la profundización de las acciones bélicas entre los actores armados. Finalmente reporta que cerca de 4.633 personas se han tenido que desplazar de la zona -en 8 momentos diferentes- por la misma razón.

La COALICO exige al ELN y al EPL frenar inmediatamente todas las acciones armadas que han desencadenado en el territorio múltiples afectaciones y vulneraciones a los derechos en contra de la población y que como consecuencia provocan un mayor impacto en la niñez y la adolescencia. También exhorta a los actores armados a desbloquear las vías y trochas veredales; respetar los espacios de protección humanitaria; los albergues; los símbolos humanitarios; y a los líderes/as pertenecientes a las organizaciones sociales que acompañan a estas comunidades.

Asimismo, la COALICO insta al Gobierno colombiano a tomar de manera urgente las medidas y mecanismos necesarios para proteger a la población del departamento de Norte de Santander, con especial atención a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

Finalmente, la COALICO se une a las múltiples voces que alertan a la comunidad internacional a continuar con las acciones de monitoreo, seguimiento y reporte que exigen al Estado colombiano proteger y garantizar la vida e integridad de las personas prestando especial atención a NNAJ.

Acerca de

Dejar un comentario

Su opinión es muy importante para nosotros, su correo electrónico no será revelado