Humanidad Vigente | Encuesta de prevalencia sobre violencia sexual en contra de las mujeres en el marco del conflicto armado. - Humanidad Vigente
Archivo

Encuesta de prevalencia sobre violencia sexual en contra de las mujeres en el marco del conflicto armado.

Del 2010 al 2015, 875.437 mujeres fueron víctimas de violencia sexual en Colombia.

La campaña “Violaciones y otras Violencias: Saquen mi cuerpo de la guerra”[i], presentó los resultados de la encuesta de prevalencia “Violencia Sexual en Contra de las Mujeres en el Conflicto Armado Colombiano” la cual arrojo como resultado que por lo menos 875.437 mujeres fueron víctimas directas de algún tipo de violencia sexual en el marco del conflicto armado durante los años 2010-2015.

De acuerdo a los hallazgos de la encuesta de prevalencia,  anualmente en el periodo referido, 145.906 mujeres fueron víctimas directas de violencia sexual, lo que significa 12.158 al mes, 400 cada día y 16 cada hora.  La encuesta se desarrollo en la cabecera urbana de 142 municipios, escogidos aleatoriamente a partir de los informes de riegos de la Defensoría del Pueblo, en municipios donde hubo presencia o confrontación entre la fuerza pública con los diferentes grupos armados que operan en el país. Medellín, Buenaventura y Bogotá tienen una prevalencia por encima del 30% lo que demuestra el lamentable papel que juegan las organizaciones del Estado para prevenir las violencias en contra de las mujeres.

Los tipos de violencia sexual en los que se basó la encuesta fueron: violación, prostitución, aborto, y esterilización forzada, al igual que el acoso sexual, los servicios domésticos forzados y la regulación de la vida social. Lo que permitió establecer que las principales formas de violencia son la regulación de la vida social y el acoso sexual, los grupos armados ilegales son responsables en gran cantidad de casos, sin embargo los principales agresores sexuales se encuentran en los núcleos familiares. La encuesta revelo también que la mitad de las mujeres víctimas de algún tipo de violencia sexual fueron amenazadas con un arma de fuego y una de cada tres con un arma blanca.

Las mujeres negras entre los 15 y 24 años, pertenecientes al estrato socioeconómico 1, están más expuestas a ser víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado, a comparación de las mujeres de otro origen étnico, de otros rangos de edad y otro estrato socioeconómico. Solo el 20 % de las mujeres encuestadas denunciaron que habían sido víctimas de algún tipo de violencia sexual, esto quiere decir que dentro de las 875.437 solamente 174.990 mujeres denunciaron lo ocurrido.

Entre las principales razones por las cuales no se denuncia este tipo de hechos, se debe a el miedo por  represalias, la poca confianza  que se le tiene a la justicia y la falta de interés por denunciar. La encuesta identifico que las instituciones donde se presentaron la mayoría de las denuncias fue: la Fiscalía General de la Nación con un 51% de recepción de denuncias seguidas por las Comisarias de Familia con un 18.5% y las Inspecciones de policía con un 15%.

Los grupos armados en los territorios

Las mujeres encuestadas victimas o no de esta problemática, consideran que la presencia de la fuerza pública, guerrillas, paramilitares o bandas criminales, intensifican la vulnerabilidad y la amenaza de sufrir algún tipo de violencia sexual. Según el estudio “esta alerta es importante para generar cambios institucionales, políticas de prevención y seguimiento, acciones de justicia focalizados y estrategias de cambio cultural”.

Independientemente de ser víctima o no, las mujeres se siente en vulnerabilidad  con la presencia de los grupos armados, un resultado importante que nos revela la encuesta, es la repercusión de la guerra en el ámbito privado y en el hogar, pues la violencia sexual se presenta tanto en lo privado como en lo público. Aunque se ha logrado minimizar el conflicto armado con el Acuerdo de Paz  firmado por el Gobierno y las FARC-EP, se necesita que haya una descentralización por parte de las instituciones estatales para la aplicabilidad efectiva de las leyes en relación a la violencia sexual y el acceso a la justicia.

Recomendaciones:

Las organizaciones que hacemos parte de la campaña Violaciones y otras Violencias Saquen Mi Cuerpo de la Guerra, y que desarrollamos la encuesta de prevalencia recomendamos en esta al Estado Colombiano fortalecer las instituciones con responsabilidad en prevención, protección, sanción y garantías de no repetición para las mujeres víctimas de violencia sexual. Además el sistema judicial debe hacer efectivo el derecho de las mujeres a una pronta justicia y eficaz, para superar los obstáculos que ellas tienen que enfrentar.

También en necesario que se implemente campañas educativas y sensibilizadoras respecto a las múltiples formas de violencia sexual en contra de las mujeres, ahora en el contexto del posacuerdo, para desmontar patrones sociales y culturales predominantes en nuestro sistema social, que han legitimado el uso de diferentes formas de violencia sexual contra las mujeres, tanto en lo privado como en lo público.

Conoce la encuesta en el siguente link:

Encuesta de prevalencia de violencia sexual CSCG

[i]La campaña ‘Violaciones y otras Violencias, saquen mi cuerpo de la guerra’, es impulsada por Oxfam en asocio con: Asociación Mujeres y Madres Abriendo Caminos – AMMAC, Asociación Red de Mujeres Víctimas y Profesionales, Asociación Santa Rita para la Educación y Promoción- FUNSAREP, Centro de Promoción y Cultura – CPC, Centro Regional de Derechos Humanos y Justicia de Genero -Humanas Colombia, Coalición Contra la Vinculación de Niños, Niñas y Jóvenes al conflicto armado en Colombia-COALICO, Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, Corporación Casa de la Mujer, Corporación Mujer Sigue Mis Pasos, Corporación Vamos Mujer, Humanidad Vigente Corporación Jurídica y Ruta Pacifica de las Mujeres.

 

 

Acerca de