Humanidad Vigente | Ejército Nacional reconoció responsabilidad y ofreció excusas públicas por violencia sexual contra niña de 13 años en Tame, Arauca - Humanidad Vigente
Archivo

Ejército Nacional reconoció responsabilidad y ofreció excusas públicas por violencia sexual contra niña de 13 años en Tame, Arauca

En cumplimiento de las medidas de satisfacción otorgadas por el Juzgado 37 Administrativo de Bogotá, el pasado 24 de noviembre, en el municipio de Tame, Arauca, el Ejército Nacional realizó un acto público de reconocimiento de responsabilidad y excusas públicas, por los hechos ocurridos en dicho municipio, el 02 de octubre del 2010, en la vereda Caño Camame; en donde la niña de 13 años de edad para la época de los hechos, fue víctima de violencia sexual por el hoy destituido y condenado subteniente del Ejército Nacional Raúl Muñoz Linares.

El acto fue precedido por el Brigadier General Álvaro Vicente Pérez Durán, comandante de la Fuerza de Tarea Quirón adscrita a la Octava División con jurisdicción en el departamento de Arauca, quien solicitó excusas ante la víctima, su familia y la comunidad, por la vulneración a la integridad personal y la libertad sexual de la niña, crimen que calificó como reprochable, ajeno a los postulados de Derechos Humanos y a los principios del Derecho Internacional Humanitario, señalando que sus palabras o cualquier otra medida de reparación, no resarcirían la tristeza y el dolor de la víctima y su familia.

Por su parte, la madre de la víctima señaló que para la familia el acto era la oportunidad de limpiar el buen nombre y la honra de su hija, e invitó a creer en las palabras de las niñas y los niños, a no callar ante la violencia sexual y salir adelante. Señaló que si las autoridades militares y judiciales le hubieran prestado mayor atención en el momento en que colocó su denuncia, se hubiese evitado el crimen contra los hermanitos Torres Jaimes ocurridos el 14 de octubre de ese mismo año, a quienes recordó.

Humanidad Vigente Corporación Jurídica, organización que ha acompañado y representado a la víctima y su familia ante las instancias judiciales, valoró positivamente el acto, considerando que éste aporta al reconocimiento y dignificación de la víctima, su familia y la comunidad. Pero así mismo, manifestó su preocupación ante la falta de celeridad y resultados en las investigaciones disciplinarias ordenadas por la juez penal del caso, de los entonces comandantes de la Octava División y del batallón, entre otras investigaciones que se ordenaron.

Los hechos ocurridos el 02 y el 14 de octubre de 2010 son crímenes de lesa humanidad, ya que existe una deuda de justicia y reparación con las niñas y los niños cuyos derechos son prevalentes; la violencia sexual es una de las violencias que más ha afectado sus vidas porque además de ser sistemática y generalizada, es invisible y silenciada, alcanzando los índices más altos de impunidad.

Revive en vídeo el acto público de reconocimiento y excusas públicas.
En medios:

 

 

Acerca de

Dejar un comentario

Su opinión es muy importante para nosotros, su correo electrónico no será revelado