Humanidad Vigente | Ejército dispara contra cuatro jóvenes en el Catatumbo - Humanidad Vigente
Archivo
Categorías de archivo

Ejército dispara contra cuatro jóvenes en el Catatumbo

Escrito por  el 
18 Agosto, 2010
|

En dos episodios diferentes en una misma semana, tropas de la Brigada Móvil No. 23 dispararon contra jóvenes del municipio de El Tarra, Norte de Santander, causándole la muerte a uno de ellos y heridas a otros tres.

El primer hecho ocurrió en la noche del 12 de agosto cuando miembros del Ejército dispararon contra un menor de 16 años hiriéndolo en su pierna izquierda. Tres días después en pleno casco urbano de El Tarra hacia las 6 de la tarde, un joven de 16 años murió y otros dos de 14 años resultaron heridos tras ser víctimas de las balas de miembros de la Brigada Móvil No. 23 quienes tienen una base militar instalada dentro del municipio.

Carmen Olivo Rincón, padre del joven campesino habitante de la vereda el Tarrita, denunció ante la Personería Municipal, que su hijo fue atacado por miembros del Ejército.

Según Rincón, su hijo iba de regreso de una fiesta entre el municipio del Tarra y la Vereda el Tarrita, en la que se encontraba con un familiar, “ellos escucharon unos disparos y se refugiaron detrás de un barranco, cuando sintieron calma salieron para continuar su camino”, señala el padre del menor en la denuncia instaurada.

Cuando retomaron el camino el joven y su acompañante fueron blanco de las balas de los militares. Una de las balas le causó una herida en la pierna izquierda al adolescente. El joven herido fue trasladado por su padre a la ciudad de Cúcuta, para recibir atención médica.

Continuando con la violación al principio de distinción y atentando contra la vida de los niños y jóvenes del Catatumbo, miembros de la Brigada Móvil No 23, asesinaron a un joven de 16 años en hechos ocurridos el domingo 15 de agosto.

Según el testimonio de campesinos y habitantes del casco urbano del municipio del Tarra, al final de la tarde se escucharon dos disparos aproximadamente a dos cuadras del parque principal, de inmediato esto generó una reacción por parte de los militares, quienes tienen presencia permanente y control de la zona.

En ese momento un joven que salía de una tienda para subirse a una moto fue alcanzado por las balas que disparó uno de los militares, la bala le destruyó la parte inferior de la cara y el adolescente cayó inmediatamente muerto, según denuncian los testigos de los hechos.

“Los militares en presencia de la comunidad lanzaron una pistola cerca del cuerpo del joven muerto, lo que generó indignación y rabia en la gente (Información presentada en el Concejo de Seguridad el día 16 de agosto)”, señala un comunicado con la denuncia pública emitido por la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos (CCEEU) – Nodo Nororiental, una coalición de organizaciones sociales defensoras de derechos humanos.

Además de ocasionarle la muerte a un menor de edad, en el tiroteo resultaron heridos otros dos jóvenes de 14 años y una niña, que según información brindada por la comunidad, recibió un disparo en el abdomen. Los menores fueron trasladados a la ciudad de Cúcuta.

Ante los abusos y violaciones realizados por la Fuerza Publica, la comunidades se reunieron frente a la sede de la Alcaldía Municipal, a la que lanzaron piedras rechazando el hecho ocurrido, posteriormente se dirigieron a la base militar alrededor de 500 personas exigiéndole que se fueran los militares del pueblo.
El Ejército según información de los campesinos empezaron hacer disparos. ” la comunidad alterada quemó una retro-excavadora, un vehículo del Ejército y una garita del batallón, según relata el artículo publicado por El Tiempo 16 de agosto/ 2010.

Ante la crítica situación las organizaciones sociales que hacen presencia en la zona han emitido un comunicado de prensa, a través de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos (CCEEU) – Nodo Nororiental, con las siguientes solicitudes.

En primer lugar exigen “la presencia inmediata y urgente de los órganos de control como la Defensoría Regional del Pueblo, La Procuraduría Regional; Además el acompañamiento de la Iglesia Católica, la presencia de la Cruz Roja Internacional, Naciones Unidas, OCHA, ACNUR, Concejo Noruego, para que sean los directos testigos sobre los hechos ocurridos en el casco urbano del Tarra, para que acompañen a la comunidad brindándole a la vez protección ante los atropellos de las autoridades policiales y militares”.

Igualmente, han solicitado a la Fiscalía General de la Nación investigar, condenar y sancionar a los responsables de estos hechos que han atentado de manera indiscriminada contra la vida de los habitantes del municipio del Tarra.

También han pedido que “se adopten las medidas correspondientes a salvaguardar la vida, libertad e integridad de las familias víctimas y de las personas que son testigos de los hechos ocurridos, que se les otorgue una protección especial, que se garantice la transparencia de la investigación”.

Las organizaciones defensoras de derechos humanos han sido enfáticas en demandar investigaciones sobre las acciones que viene adelantando el Ejército y Policía en el municipio del Tarra, ya que tienen sus puestos de control dentro del casco urbano violando el protocolo de Ginebra infringiendo el Derecho Internacional Humanitario – DIH, lo que pone en riesgo permanentemente la vida de la población civil.

Finalmente la Coordinación y la comunidad afectada hacen un llamada a la solidaridad e invitan a que la comunidad nacional e internacional y defensores de Derechos Humanos se comuniquen con la Brigada 30, al mando del General Germán Saavedra al teléfono (097)- 5712635 – Coronel Juan Carlos Estebes Pinzón Brigada Móvil No 23 teléfono (097)- 6359181 y el intendente Gustavo O. de la policía con puesto de control en el municipio del Tarra (097)- 5113006 solicitando explicación sobre los hechos ocurridos en el municipio los días 15 y 16 de agosto.

Por su parte, la Brigada 30 emitió un comunicado de prensa donde calificó de guerrillero al niño que murió y donde reitera que el joven portaba un arma, desconociendo el testimonio de los presentes que atestiguaron que fueron los mismos miembros del Ejército quiénes le pusieron la pistola.

Apartes del comunicado de la Trigésima Brigada emitido el 15 de agosto de 2010

“La Trigésima Brigada se permite informar a la opinión pública que tropas de la Brigada Móvil 23, adscritas a esta Unidad Militar acantonadas en el municipio del Tarra, se encontraban haciendo patrullaje de presencia en el casco urbano de la población, cuando hacia las 17:45 horas del día 15 de agosto fueron objeto de ataque con arma de fuego por parte de sujetos, que atentaron contra la vida de los uniformados, quienes en legítima defensa respondieron a la agresión causando la muerte a un individuo, al parecer menor de edad, quien portaba un arma de corto alcance, que se desplazaba en una motocicleta y quien responde al nombre de (el nombre, suministrado en el comunicado, se omite por disposición de la Ley), presuntamente integrante del grupo atacante.

“Ante los hechos acontecidos, el Comando de la Trigésima Brigada, presidió un encuentro con las autoridades del gobierno municipal y la comunidad, para esclarecer los hechos y dar con el paradero de los autores materiales e intelectuales de la agresión.

Actualmente miembros del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía adelantan los procedimientos legales.

Acerca de

Dejar un comentario

Su opinión es muy importante para nosotros, su correo electrónico no será revelado