Humanidad Vigente | Denuncia pública. Amenazas a jóvenes de la Comuna 18 de Cali - Humanidad Vigente
Archivo
Categorías de archivo

Denuncia pública. Amenazas a jóvenes de la Comuna 18 de Cali

Escrito por  el 
7 Mayo, 2010

La Coalición contra la Vinculación de Niños, Niñas y Jóvenes al Conflicto Armado en Colombia; el programa cofinanciado “Por nuestros territorios construimos identidades”, terre des hommes Alemania, Oficina Colombia; Asolibertad; Funcadjc; Fundación Guagua; Galería de la Memoria Tiberio Fernández, Cali; Banco de Datos, Cali; y RedHer Colombia ven con suma preocupación cómo la vida de niños, niñas y jóvenes vuelve a ponerse en peligro por la acción de grupos paramilitares, que en plena coyuntura electoral, buscan sembrar terror entre la población.
Acontinuación encontrará la denuncia pública que las organizaciones realizan sobre la situación que se viene presentando desde el mes de marzo de este año en los municipios de Jamundí, Yumbo, Buenaventura, Zarzal, Florida, y en las comunas 12, 14 y 18 de la ciudad de Cali, en el departamento del Valle del Cauca y en el municipio de Puerto Tejada al Norte del Cauca.

Coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto armado en Colombia: Benposta Nación de Muchachos, Corporación “Paz y Democracia”, Corporación Vínculos, Defensa de los niños internacional –DNI-Colombia, Fundación Creciendo Unidos, Fundación para la Educación y el Desarrollo -Fedes, Justapaz, Servicio Jesuita a Refugiados, Taller de Vida, War Child Holanda.

DENUNCIA PÚBLICA

Las organizaciones abajo firmantes vemos con suma preocupación cómo la vida de niños, niñas y jóvenes vuelve a ponerse en peligro por la acción de grupos paramilitares, que en plena coyuntura electoral, buscan sembrar terror entre la población.

ANTECEDENTES:

Según información conocida a través de testimonios de la comunidad, desde las primeras semanas del mes de marzo, miembros de un grupo paramilitar amenazaron de muerte a través de panfletos y listados, a habitantes de los municipios de Jamundí, Yumbo, Buenaventura, Zarzal, Florida, así como a los habitantes de las comunas 12, 14 y 18 de la ciudad de Cali, en el departamento del Valle del Cauca y en el municipio de Puerto Tejada al Norte del Cauca. Los panfletos repartidos en las calles, dejados por debajo de las puertas o pegados en algunos postes o enviados vía Internet, tienen el mismo contenido a los circulados en diversas regiones del país el año anterior.

A través de esta estrategia de intimidación se quiere sumir a la población en un estado de miedo y control, obligándola a permanecer en sus casas en horarios que varían desde las 8 hasta las 10 de la noche, afectando el derecho a la libre movilidad y causando grandes dificultades a quienes trabajan hasta altas horas de la noche.

Algunos apartes de la amenaza señalan: “Llegó la hora para la limpieza social ahora le toca el turno a las malparidas putas bazuqueras y sidosas, vendedores de droga, ladrones callejeros y apartamenteros, jaladores de carros, secuestradores y jóvenes consumidores, ya los tenemos identificados (…) Todo malparido que se encuentre en estos bares después de las 10:00 p.m. no respondemos si caen inocentes, no más ladronzuelos dejen trabajar a la sociedad, pilas que están pillados… juicio o muerte, usted lo decide…”, en uno de los listados en los que aparecen los nombres y alias de los jóvenes amenazados, dice: “acuesten a los niños buenos, que a los niños malos los acostamos nosotros”.

HECHOS:

En la última semana del mes de marzo de 2010, “los paras – Autodefensas”, como firman el documento, amenazaron con realizar una “limpieza social” contra “los aferrados a las drogas, maricas, zungas, gomelos, sapos, rateros”, por medio de panfletos repartidos en la comuna 18 en los barrios Los Chorros, Lourdes, Altos Los Chorros, La Esperanza, La Cruz, Nápoles, Las Palmas y el sector La Torre.

Dos semanas después, aparecieron listas con 30 nombres y apodos de varios jóvenes del sector, las cuales fueron pegadas en lugares visibles de la comuna, tales como: La Plazoleta del barrio Lourdes y en cuatro esquinas del barrio Los Chorros, y dejadas por debajo de las puertas de las casas de los jóvenes. En algunos casos fueron entregadas a familiares directamente.

El día lunes, 19 de abril, en el sitio conocido como “el hueco”, dos hombres encapuchados persiguieron al joven apodado “cuca” de 26 años, quien logró salir ileso de los disparos.

El día jueves, 22 de abril, varios jóvenes del sector se encontraban bañando en el río La Choclona, cuando hombres armados vestidos de civil con botas de caucho, divididos en dos grupos, llegaron al lugar. Unos bajaron por la loma y otros llegaron por la carretera en dos carros y varias motos; se bajaron y sacaron del río a los jóvenes, y a un señor que se estaba bañando con su familia en el río y a quien los jóvenes no conocían. Los hicieron parar en fila, golpearon al señor y le apuntaron con un arma de fuego en la cabeza, mientras otros hombres apuntaban al resto con armas largas; al señor se lo llevaron y a los jóvenes les dijeron “ahora siguen ustedes” y mencionaron sus nombres, diciéndoles que ellos eran los “Kangri”. Al señor lo subieron al carro y se lo llevaron y a los jóvenes les dijeron que se fueran y comenzaron a contar apuntándoles con las armas.

En la última semana, durante el día, ha estado rondando por el sector una camioneta 4 puertas, color negro con vidrios polarizados, la cual se ubica cerca a las casas donde viven los jóvenes que aparecen en dichos listados; del vehículo se baja una mujer a hablar por teléfono celular, luego ella se sube al carro y se van.

A partir de las 11 de la noche, hombres encapuchados vestidos de negro, con botas plásticas y fuertemente armados, patrullan por toda la comuna y han establecido un toque de queda, el cual consiste “que a partir de las 11 de la noche quien se encuentre en la calle lo matan”, como lo expresan los panfletos repartidos.

Es muy preocupante que a pesar de la fuerte presencia militar en la zona estos grupos se movilicen con evidente facilidad, amenazando a la comunidad sin que haya ninguna acción para detenerlos u ofrecer protección a los pobladores. En la comuna 18 hay presencia de la Tercera Brigada del grupo especial P.M. y también bases móviles (una ubicada en el sector las palmas –Base Móvil Polvorines– y más arriba, en el Cerro de la Teta, el Batallón de Alta Montaña).

Las amenazas de muerte y la intimidación de que son objeto tanto niños, niñas y jóvenes, por grupos ilegales y en especial los que se denominan “águilas negras”, son una violación a todos los convenios internacionales que el Estado colombiano ha firmado y donde se ha comprometido a la protección y garantía de los derechos de niños, niñas y jóvenes.

SOLICITUDES:

Con base en los hechos antes planteados y ante la gravedad de la situación las organizaciones abajo firmantes solicitamos:

A las autoridades estatales:

1. Investigación de todos estos hechos que siembran terror, miedo y zozobra en estas comunidades.

2. Protección de las comunidades amenazadas y de manera urgente de la Comuna número 18, que está a merced de estos grupos ilegales que se han ido apoderando del territorio sin que ninguna entidad estatal-oficial asuma su compromiso frente a la protección de la población que vive en estas comunidades.

3. Garantía para la libre movilidad en el territorio de la población, ya que muchas familias por sus trabajos deben transitar hasta alta horas de la noche por las calles de la comuna para acceder a sus casas, sobre todo en las partes altas de la comuna 18.

4. Respeto de los “derechos de los niñas, niños y jóvenes”, como lo consagra la Constitución colombiana y la Convención de los derechos del niño, firmada por el Estado colombiano.

5. Que las entidades oficiales tales como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar –ICBF–, se pronuncie frente a esta situación y asuma acciones integrales de protección en favor de la niñez y la juventud de estas comunidades.

A la comunidad internacional:

1. Al Equipo Especial de País de la Resolución 1612 sobre niñez y conflicto armado, que documente la situación antes descrita e informe a la Representante Especial del Secretario General sobre la gravedad de los hechos acaecidos ya que se trata de grupos paramilitares que continúan amenazando a los niños, niñas y jóvenes de las comunidades en la zona.

2. Al cuerpo diplomático que adelante sus buenos oficios para que el Gobierno colombiano dé respuesta urgente a la situación, garantizando el derecho a la vida, la integridad personal y a la libre movilidad de los pobladores.

Bogotá, 6 de mayo de 2010

Programa cofinanciado “Por nuestros territorios construimos identidades”, terre des hommes Alemania, Oficina Colombia
Coalición contra la Vinculación de niños niñas y jóvenes al Conflicto Armado
Asolibertad
Funcadjc
Fundación Guagua
Galería de la Memoria Tiberio Fernández, Cali
Banco de Datos, Cali
RedHer Colombia

Acerca de

Dejar un comentario

Su opinión es muy importante para nosotros, su correo electrónico no será revelado