Humanidad Vigente | Democracia popular en la Arauca en conflicto - Humanidad Vigente
Archivo

Democracia popular en la Arauca en conflicto

Escrito por  el 
9 diciembre, 2013
|

ACA

 

La Mesa de Organizaciones Cívicas y Populares de Arauca (Mocipar) continúa su pelea por una Arauca digna y en paz con justicia social. Este fin de semana adelantó dos asambleas generales de carácter amplio y democrático para informar sobre lo desarrollado en el espacio de negociación con el gobierno departamental, el gobierno nacional y las instituciones del aparato estatal que tienen que darle solución al pliego regional de exigencias que se peleó durante los días del paro nacional agropecuario y popular, que en estos momentos se encuentra suspendido hasta nueva orden de la Mesa Nacional Agropecuaria y Popular de Interlocución y Acuerdo (MIA Nacional) a la que la Mocipar se encuentra articulada a través de su delegada, la vicepresidente de la Asociación Campesina de Arauca (ACA). El 6 de diciembre del 2013 nos reunimos en la vereda Panamá del municipio de Arauquita con unos 120 líderes comunales del departamento, en donde hicimos un recuento de las sesiones de negociación del pliego, se explicaron los avances y las problemáticas que se han presentado en estos meses, se recogieron propuestas y se resolvieron preguntas de la comunidad. Se destaca la disposición del campesinado araucano, pues la participación de los y afiliados de la ACA fue mayoritaria, a darle todo su apoyo a la Mocipar y, si es necesario, volver a las carreteras a reanudar el paro nacional agropecuario y popular. La asamblea cerró con un exquisito sancocho criollo que lleno la barriga y acabó de contentar los corazones de todos los luchadores populares que se llevaron la tarea de informar al pueblo araucano sobre lo discutido para, en la próxima asamblea, llegar con más preguntas y propuestas. En medio de las discusiones, una patrulla del Batallón Móvil Nº 5 del Ejército Nacional, comandada por el capitán Camilo Parada, se atrevió a ingresar a las instalaciones del colegio veredal donde se estaba desarrollando la asamblea y a tomar fotografías de la misma. Inmediatamente se le exigió que borrara las fotografías. Aun así la patrulla se mantuvo en el colegio por un tiempo y en los alrededores del mismo durante todo el día tomando fotografías desde la distancia. Estos actos ilegales cometidos por la Fuerza Pública son comunes en el Arauca y los voceros de la Mocipar animaron a los líderes a denunciar estos hechos a través de los canales de comunicación permanentes que tenemos como expresión del pueblo araucano organizado.
Al día siguiente, 7 de diciembre del 2013, día de las velitas, la cita fue en la vereda Caranal del municipio de Fortul. Las grandes distancias que el pueblo araucano debe recorrer para llegar a los cascos urbanos o la absurda cantidad de tiempo y recursos que tienen que invertir en sus desplazamientos, producto de las trochas que los sucesivos gobiernos en el departamento han sido incapaces de convertir en carreteras dignas, obligan a hacer estas asambleas en lugares que faciliten la convocatoria y, si es necesario, repetir la asamblea la mayor cantidad de veces que sea posible. Es obligación de los voceros de la Mocipar llegar a donde tengan que llegar para reunirse con el pueblo araucano organizado. Camino a Caranal, hicimos una parada en la toma de unos latifundios de los terratenientes de Arauca, que adelantan familias desplazadas y campesinas sin techo ni tierra en la entrada del municipio de Fortul con el apoyo de la Mocipar y las Organizaciones Sociales de Arauca (Congreso de los Pueblos). El pueblo está cansado de esperar soluciones y está comprendiendo en la práctica lo que significa el empoderamiento y la potencia del poder popular.

Aprovechando la masiva participación de los compañeros de la Asociación de Capitanías y Autoridades Tradicionales de Arauca (Asocata), articulada a la Mocipar, se discutió ampliamente sobre la necesidad de la unidad entre campesinado y comunidad indígena. La comunidad indígena siempre ha demostrado su interés en solucionar cualquier conflicto con los hermanos campesinos a partir del diálogo, y el campesinado comprende y se une a esa voluntad de diálogo, ya que ambas comunidades reconocen que su enemigo es de clase y es el terrateniente y el explotador, no el que busca el buen vivir en su territorio. La Mocipar organizó el próximo 12 de diciembre una mesa de diálogo intercultural en la vereda Bocas del Ele, y ambas comunidades quedaron con el compromiso de asistir masivamente a este espacio de concertación. Al igual que el día anterior, hubo amplia participación de los afiliados de la ACA. Finalmente Arauca es un departamento campesino, el gobierno lo caracteriza como petrolero porque sus intereses son los intereses de las transnacionales. Aprovechando esta afluencia de afiliados de la ACA se repartió el tercer boletín informativo de la ACA, en donde se toca a fondo el tema de las zonas de reserva campesina (ZRC), e igualmente se invitó a la reunión de los comités de impulso de las cinco ZRC impulsadas por la ACA en el departamento para el día siguiente en la Casa Campesina de la ACA en Arauquita. Al día siguiente, 8 de diciembre del 2013, se reunieron en el municipio de Arauquita los comités de impulso de las cinco ZRC que la ACA está desarrollando en el departamento para la defensa de la tierra y el territorio, como talanquera al avance devorador de las transnacionales petroleras y agroindustriales, y garantía de vida digna para el campesinado araucano. Desde junio de este año tiene aprobados los recursos para el estudio de tierras que se realizará bajo la coordinación del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la ejecución de la ACA, pero por la burocracia de Incoder y el PNUD los recursos no se han desembolsado y el estudio, aunque ya comenzó por parte de la ACA, no puede culminarse hasta la firma del papeleo. Esta es la clase de vetos ilegales impuestos por la resistencia del régimen a cumplir con lo establecido en la ley 160 de 1994 que son funcionales a los intereses de las transnacionales y los terratenientes.
A pesar de esto la ACA en esta reunión con sus comités de impulso de las cinco ZRC, continúa desarrollando su proceso organizativo de carácter popular articulada a la Mocipar. Así como es una decisión del campesinado araucano organizado desarrollar el estudio de tierras de la ZRC Aires de Paz junto al Plan de Desarrollo Sostenible (PDS) en el primer semestre del 2014 y así poder presionar por la audiencia pública en el segundo semestre del año y ojalá la resolución de constitución de ZRC, es también decisión del campesinado araucano organizado meterle todas las ganas para que la visita técnica de la ZRC El Oasis-Aguachica-Santa Isabel.
Así es como se construye poder popular día a día en medio de la marcha segura hacia la toma del poder por parte del pueblo colombiano. Si al gobierno no le gusta, pues debería empezar a servirle al pueblo y dejar de ser sirviente de los intereses de pocos. La verdad es tan simple como esa.

Acerca de

Dejar un comentario

Su opinión es muy importante para nosotros, su correo electrónico no será revelado