Humanidad Vigente | Barrancabermeja: Más de una década sin justicia - Humanidad Vigente
Archivo

Barrancabermeja: Más de una década sin justicia

Escrito por  el 
19 mayo, 2010
Un sábado, mientras la luna reinaba, paramilitares apoyados por la Fuerza Pública irrumpieron bruscamente en el suroriente de Barrancabermeja. Al mando del ex jefe paramilitar Mario Jaimes Mejía alias ‘el Panadero’, se proponían hacer una supuesta limpieza de guerrilleros que terminó con la vida de 32 personas inocentes.
m
Así es como Humanidad Vigente busca que lo colombianos no comentan el mismo error generación tras generación: ser un país sin memoria. No es posible y no se debe permitir que se olvide o que se desconozca que durante un bazar pacífico de la comunidad, paramilitares que contaban con la colaboración del Ejército, el DAS y la Policía, masacraran a 7 hombres enfrente de sus amigos, familiares y conocidos; y que desaparecieran a otros 25 civiles, entre los que se confirmó la presencia de una mujer que fue abusada física y sexualmente antes de ser asesinada.
Hace 12 años, el 16 de mayo de 1998, sucedió esta masacre que enlutó a la población de Barrancabermeja. Por mencionar uno de los aspectos más aterradores, hasta el año pasado se entregaron los primeros 5 cuerpos de los desaparecidos y ahí paro la cuenta.

Todavía son 20 las familias que no saben absolutamente nada de sus seres queridos que aquel día fueron llevados a la fuerza en dos camionetas que en ningún momento fueron detenidas por el Ejército o la Policía; como lo denuncia el Tribunal Internacional de Opinión (TIO), en el fallo del caso: “Ha quedado probado que los disparos efectuados por el grupo atacante de la población civil tuvieron que ser claramente escuchados por los militares de guarnición, y, sin embargo, nada hicieron ante ello”.

En el fallo del TIO, que no tardó sino un año para publicarse contrario a la justicia Colombia que aún no ha producido ninguna sentencia clara, también se denuncia que las Fuerzas Militares sabían su “misión de protección de la población civil (que) se les imponía como primer deber y que estaba a su alcance hacerlo.” Añade que era “materialmente imposible entrar y salir utilizando diversos vehículos sin que los militares se percataran de ello.”

Las pruebas analizadas por el TIO siguen, “Ha quedado también probado que, aunque hubieran órdenes concretas de establecer un retén (desde el día anterior), dicho retén fue levantado antes del momento en que se produjo la incursión”.
Y de las 11 recomendaciones que se dan en el documento producido por este organismo internacional, ninguna se ha cumplido a cabalidad después de más de una década donde se han presentado “intentos inútiles de los familiares de las víctimas para que se haga justicia.”
Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el 2003 admitió el caso por considerar que había una lentitud en los procesos de investigación.
Estos pronunciamientos que se conocieron hace varios años han sido reforzados por las declaraciones del pasado mes de marzo, hechas por alias ‘El Panadero’ en las versiones de Justicia y Paz donde cuenta haber pactado el hecho con el director del DAS de Puerto Petrolero, un teniente y un coronel de la Policía del Magdalena Medio y un capitán y un mayor del Ejército del Batallón Nueva Granada.
Por medio de estas versiones, la comunidad afectada ha podido entender el macabro plan que se tejió detrás de la masacre arbitraria de 32 personas. Todos los implicados concertaron a través de varios diálogos que las fuerzas militares despejarían la zona para permitirles libre movilización a los paramilitares.

Cabe resaltar, tal vez por ser la única medida justa o por el cinismo de revocarla, que a Rodrigo Pérez, cabo segundo del Batallón Nueva Granada, lo sentenciaron en agosto de 1998 por los hechos, pero menos de un año después quedó en libertad tras pagar una fianza.

Lo más insolente del caso es que a pesar de todos los señalamientos de organizaciones internacionales, hasta del autor material y del largo tiempo sin verdad, justicia ni reparación, no se ha judicializado efectivamente ningún miembro de la Fuerza Pública.

Con todos estos antecedentes queda recordar, para seguir exigiendo con argumentos y justa causa, todas las acciones que pudo haber emprendido el Gobierno, pero que no lo hizo: identificar, juzgar y castigar a los autores; informar sobre el paradero de las veinte personas que aún siguen desaparecidas; proceder a separar del cargo a los miembros de la Fuerza Pública que de forma directa o indirecta participaron en la ejecución; declarar la ilegalidad de los grupos paramilitares; indemnizar a los familiares de las víctimas y facilitar la debida asistencia sicológica y otros servicios necesarios para que estas familias puedan superar los traumas sufridos por la violencia; garantizar la vida, integridad y libertad de quienes han concurrido ante los Tribunal, las autoridades judiciales y de control.

Como resultado de esta situación, que empezó hace 12 años, una de las últimas opciones que tiene Barrancabermeja de obtener justicia es a través de los tribunales internacionales que se caracterizan por sus procesos lentos.

Para cerrar con broche de oro; es decir, sin oportunidad de olvidar uno de los tantos casos de violación de derechos vividos en Colombia, queda en la mente aquel paramilitar que en medio del bazar degolló a Pedro Julio Rondón Hernández porque se rehusó a acostarse en el piso y entrar a la camioneta que manejaban los hombres de ‘El Panadero’.

Asesinados:

Pedro Julio Rondón,Germán León Quintero, Jesús Argüello Solano, Diomidio Hernández Pérez, EliécerQuintero Osorio, José Javier Jaramillo Díaz, Nayer Enrique Guzmán.

Desaparecidos:

Orlando Martínez, Juan de JesúsValdivieso, Riky Nelson García, Jaime Yesid Peña, José Octavio Osorio, WilfridoPérez Serna, Wilson Pacheco, José Milton Cañas, Diego Fernando Ochoa, María AlejandraOchoa, Giovanny Herrera, Carlos A. Alaixt Prada, Oswaldo Enrique Vásquez, EnderGonzález Baena, Libardo Londoño, Roberto Wells Gordillo, José Reinel Campo A.,Fernando Ardila Landinez, Daniel campos Pérez, Gary de Jesús Pinedo, OscarLeonel Barrera, Melquisedec Salamanca, Carlos E. Escobar, Juan Carlos Rodríguezy Luis Hernando Suárez.

Fallo del TIO sobre la masacre de Barrancabermeja

Acerca de

Dejar un comentario

Su opinión es muy importante para nosotros, su correo electrónico no será revelado