Humanidad Vigente | Acción Urgente. Seguimientos y hostigamientos en contra de líderes del proceso de restitución de tierras de Mapiripán – Meta. - Humanidad Vigente
Archivo

Acción Urgente. Seguimientos y hostigamientos en contra de líderes del proceso de restitución de tierras de Mapiripán – Meta.

Escrito por  el 
30 agosto, 2017

Humanidad Vigente Corporación Jurídica, organización defensora de Derechos Humanos, emite la presente acción urgente para que se garantice la vida e integridad de los líderes e integrantes de la Asociación de Mujeres Desplazadas del Meta – ASOMUDEM –  en la que se encuentran organizadas algunas víctimas de las masacres de Mapiripán quienes  continúan siendo hostigadas, perseguidas, señaladas  y estigmatizadas en razón al  proceso organizativo que adelantan para que les sean restituidos sus derechos y territorios.

Demandamos de las autoridades locales, municipales, departamentales y nacionales, se tomen medidas efectivas frente a las sistemáticas y cada vez más agresivas amenazas en contra de los líderes de – ASOMUDEM – atendiendo y dando cumplimiento a  las recomendaciones realizadas por la Defensoría del Pueblo en el informe de riesgo N° 010-17 A.I. del 30 de marzo de 2017, sobre la situación de defensores de derechos en Colombia, en el cual está señalada la organización – ASOMUDEM – como organización en especial situación de riesgo.

HECHOS RECIENTES.

El sábado 19 de Agosto de 2017, siendo las 2:00 pm, la lideresa de ASOMUDEM, María Cecilia Lozano, se movilizaba en el esquema de seguridad que le fue asignado por la Unidad Nacional de Protección, por la vía que conduce del municipio de San José del Guaviare a la ciudad de Villavicencio, a pocos minutos de haber iniciado el viaje, el personal de seguridad se percató de la presencia de dos sujetos que se movilizaban en una moto RX color azul oscuro la cual no tenía placas, situación que llevó a que su esquema de seguridad tuviera que bajar la velocidad del vehículo para que la moto los sobrepasara. Unos cuantos metros después los sujetos que se movilizaban en la moto, retornaron por la vía que conduce hacia San José del Guaviare.

El día 27 domingo de agosto de 2017, en horas de la mañana, sujetos desconocidos ingresaron a la vivienda de una hermana del líder Juan Carlos Castro, los sujetos se llevaron algunos objetos de valor y revolcaron la casa. Ese mismo día, siendo las 11:30 pm, sujetos desconocidos intentaron ingresar a la casa del líder Juan Carlos Castro, ubicada en el barrio hierbabuena de Villavicencio, los sujetos forzaron la cerradura utilizando varias llaves para intentar ingresar a la vivienda del líder.

ANTECEDENTES.

  1. A partir del año 2014, en el marco de los procesos de restitución de tierras, la Asociación de Mujeres Desplazadas del Meta – ASOMUDEM, ha recibido amenazas por personas y grupos de personas que se oponen a la restitución de tierras en el departamento del Meta, especialmente en el municipio de Mapiripán. Estas amenazas se incrementaron a lo largo del 2016.
  2. El día 30 de Septiembre de 2016, se encontró en la oficina de ASOMUDEM, un sobre en cuyo interior se encontraba una hoja con letras de recorte de prensa pegadas la cual contiene la siguiente amenaza: “Sigan reclamando tierras guerrilleros hp sapos Cecilia y Juan Carlos tiene los días contados atm auc gaitanista bloque meta”.
  3. El día 20 de Junio de 2017, días previos a la conmemoración de los 20 años de la masacre de Mapiripán, una persona que habita el municipio y cuyo nombre nos reservamos por motivos de seguridad, informó a los líderes de ASOMUDEM que personas reconocidas como paramilitares en Mapiripán, habían afirmado que se encontraban preparando un atentado con explosivos en contra de la oficina de ASOMUDEM en Villavicencio, cuyo fin consistía en que se desistiera de hacer la conmemoración de los 20 años de la masacre de Mapiripán.
  4. El día 19 de Julio de 2017, en el marco de la conmemoración de los 20 años de la masacre de Mapiripán, en el trayecto San Andrés – Guarataro, la caravana en la que se desplazaban víctimas de la masacre, organizaciones acompañantes, líderes y lideresas de ASOMUDEM, fue abordada por un hombre y una mujer que se transportaban en moto quienes grabaron con su celular los carros donde se transportaban los participantes de la conmemoración, estos sujetos se regresaron en el punto conocido como “Hacienda Guaratato”. Al llegar a un restaurante llamado Tío Pepe, donde la caravana paró para almorzar, los sujetos reaparecieron, al percatarse de esta situación, los acompañantes internacionales se dirigieron a los sujetos, sin embargo, estos huyeron del lugar.
  5. Ese mismo día, llegando al punto conocido como “Hato Candilejas” salió de una trocha una persona que se movilizaba en una moto, el sujeto quiso ingresar a la caravana detrás del carro asignado por la Unidad Nacional del Protección a la lideresa María Cecilia Lozano, pero las maniobras de reacción inmediata por parte del esquema de seguridad de la lideresa no le permitieron acercarse, al ver la reacción del personal de seguridad, el sujeto desistió del hostigamiento, saliendo de la carretera y desapareciendo en el monte. Kilómetros más adelante sobre la vía principal se encontró personal uniformado del Ejército Nacional.

EXIGENCIAS:

Al  Estado colombiano para que  garantice de manera efectiva a las víctimas de Mapiripán y a los directivos e integrantes de ASOMUDEM la vida e integridad física y demás derechos fundamentales que les han sido vulnerados o se hallan en inminente riesgo de serlo, adoptando medidas urgentes y eficaces de protección.

A la Fiscalía General de la Nación y autoridades competentes para que investiguen, individualicen y judicialicen a los autores intelectuales y materiales de estos graves hechos.

A la Unidad Nacional de Protección, seguir las recomendaciones emitidas por la Defensoría del Pueblo en el mes de marzo y adoptar planes y medidas colectivas de protección para las organizaciones y movimientos sociales a los que se hace referencia en el informe.

SOLICITUDES:

A la comunidad internacional, a las delegaciones diplomáticas con sede en Colombia y a la Oficina en Colombia del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, para que en el marco del cumplimiento de sus respectivos mandatos, insten al Estado colombiano y a sus autoridades, para que se respeten y garanticen integralmente los derechos fundamentales de las víctimas de Mapiripán e integrantes de ASOMUDEM y se brinden garantías reales para el desarrollo de sus labor en procura del restablecimiento de sus derechos.

A la comunidad nacional, organizaciones de derechos humanos, sociales, gremiales y ambientalistas, su expresión de solidaridad con las víctimas de Mapiripán y su organización ASOMUDEM respaldando esta acción y enviando sus pronunciamientos ante las autoridades estatales responsables de garantizar sus derechos.

En un país que se encuentra en un proceso para la terminación del conflicto armado, se deben garantizar plenamente los derechos que tienen las víctimas a la verdad, la justicia, la reparación integral y las garantías de no repetición permitiendo sus derechos a la organización social y preservando la vida de sus líderes, lideresas y demás integrantes.

Acerca de